13/04/2018
Tecnicos municipales capturan 75 avispas asiáticas en la primera revisión de las 26 trampas instaladas contra esta especie invasora
 

Los técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Noja han capturado un total de 75 avispas asiáticas en la primera revisión de las 26 trampas que el Consistorio ha instalado en diferentes puntos del municipio para tratar de detener el avance y desarrollo de esta especie invasora.

Según ha informado el concejal del área, Javier Martín, este protocolo de actuación, llevado a cabo el pasado 5 de abril, tendrá continuidad durante estas próximas semanas y hasta junio para impedir que las futuras reinas de esta especie, que en esta época se encuentran en plena actividad tras el periodo invernal, puedan formar nidos, “mucho más complejos y peligrosos de eliminar”.

Martín ha recordado que el objetivo de esta campaña, integrada en el programa de prevención contra la avispa asiática puesto en marcha con la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, es contener la propagación de esta especie a la que ha señalado como “una grave amenaza para las especies autóctonas, los hábitats y los ecosistemas, la agronomía o para los recursos económicos asociados al uso del patrimonio natural”.

Procedente de Asia, la avispa asiática (Vespa velutina) fue detectada por primera vez en Europa en Francia, país del que llegó a España en 2010. Con una velocidad de expansión estimada en unos 80 kilómetros al año, busca sobre todo las zonas húmedas y con temperaturas suaves, por lo que el litoral cántabro resulta una ubicación ideal para ellas.

La especie se caracteriza por tener cabeza, tórax y abdomen predominantemente negros, a diferencia del avispón europeo (Vespa crabro), especie autóctona que a menudo se confunde con la Vespa velutina, que tiene la cabeza y el tórax marrones y el abdomen predominantemente amarillo, con una zona negra en su comienzo. Además, este último suele ser ligeramente mayor que la avispa asiática, por lo que el tamaño no resulta determinante para su identificación.