24/01/2019
La regeneración del sistema dunar de Trengandín permitirá recuperar una zona natural de la playa
 

El proyecto de la Demarcación de Costas “es una de las actuaciones contempladas desde la Corporación Municipal con respecto a la línea de costas”


El alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, y el primer teniente de alcalde y concejal de Medio Ambiente, Javier Martín, han visitado este miércoles junto al delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, la playa de Trengandín para presentar la regeneración del sistema dunar de este arenal, actuación que llevará a cabo la Demarcación de Costas.

En la presentación de esta actuación han estado acompañados por el jefe de la Demarcación de Costas en Cantabria, José Antonio Osorio y varios técnicos de Costas. La intervención de la Demarcación de Costas, ya finalizada, ha constado de dos fases. En la primera de ellas se ha procedido a la demolición del Hotel Los Tamarises, que finalizó el pasado mes de noviembre. En cuanto a la segunda fase, ha consistido en la recuperación de la duna propiamente dicha y ha contado con un plazo de ejecución de un mes.

El regidor ha recordado que “una de las apuestas de este equipo de Gobierno es preservar el medio ambiente”, por lo que esta recuperación se enmarca en esos objetivos y “es una de las actuaciones contempladas desde la Corporación Municipal con respecto a la línea de costas y el parque natural de las marismas de Victoria y Joyel”.

Por su parte, Zuloaga ha calificado estos trabajos como “una obra importante” que ha supuesto “una buena noticia para el Ayuntamiento de Noja”. También ha puesto en contexto estos trabajos al recordar que al finalizar la concesión del Hotel Los Tamarises, que ocupaba un espacio de dominio público marítimo-terrestre, “no se podía mantener en el tiempo” dicha concesión.

Ante esta situación, “Costas decidió recuperar una zona natural de playa” y, por tanto, demoler el complejo hotelero, lo que llevó a “proceder al tratamiento de todos los escombros y materiales generados por la obra”. Una vez demolido, se procedió a la restauración de toda la zona dunar degradada para conseguir unas condiciones de conservación y dinámicas “adecuadas”, para lo que se procedió a realizar un aporte y reperfilado de arenas y la recuperación de la flora del sistema dunar con plantaciones de Festuca (Rubra Litoralis) y semillas de Cola de conejo.

Así, “vemos una recuperación natural, con aporte de arena y con recuperación de la flora para que esta zona de Noja vuelva a lucir el aspecto de playa que tenía, cumpliendo con la normativa legal”, ha declarado Pablo Zuloaga ante los medios.