17/2/2021
Continúa la formación de trabajadores públicos en el manejo de los desfibriladores instalados en la Villa
 

Cerca de medio centenar de trabajadores municipales, entre personal del Ayuntamiento de Noja, incluidos concejales, y empleados y responsables de los edificios públicos de la Villa, están realizando los cursos necesarios para manejar los desfibriladores instalados en estos espacios y en diferentes puntos del municipio, así como los conocimientos para afrontar situaciones de parada cardíaca y aplicar técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Los cursos comenzaron la semana pasada impartiéndose al personal de la policía local, y a lo largo de estos días el resto de trabajadores municipales han recibido la formación, estando previsto que el siguiente grupo en aprender las técnicas de reanimación sea personal municipal del Colegio Público Palacio.

La Oficina de Turismo y el Centro de Ocio Playa Dorada están siendo los espacios en los que están recibiendo toda la teoría sobre el uso de estos puntos de cardioprotección. Al término de estos cursos, de seis horas de duración, contarán con la documentación que acreditará los conocimientos adquiridos.

Asimismo, aquellos que no están pudiendo acudir presencialmente están recibiendo esta formación vía online.

Estos ciclos formativos están siendo impartidos por Proyecto Salvavidas, la empresa encargada de instalar y mantener los 15 desfibriladores semiautomáticos externos que han convertido a Noja en el primer municipio cardioprotegido de Cantabria. Los dispositivos se encuentran, entre otros lugares, en la Casa Consistorial, el Colegio Público Palacio, la Oficina de Turismo o el Palacio de Albaicín.

Estos desfibriladores son de reciente fabricación y onda bifásica, con una descarga de entre 150 y 200 julios. Cuentan con una pantalla que permite ver los tiempos, el número de descargas, el ritmo cardíaco y el ECG. En este sentido, ofrece ayuda a los profesionales que lo manejen a la hora de realizar la RCP, indicando la profundidad y el ritmo de las compresiones.

Asimismo, tiene resistencia a impactos y traslados y dispone de un sistema de registro y comunicación de los eventos. Junto a esto hay un kit de conexión con el servicio de emergencias 112, que permite realizar una llamada bidireccional pulsando un botón y disponer de geolocalización.

La concejala de Sanidad, Rocío Gándara, ha explicado que la “formación que reciben nuestros trabajadores es primordial”, pues no solo “les permitirá aprender a manejar estos dispositivos”, sino “técnicas de reanimación y formas de actuar en situaciones que deben resolverse en cuestión de minutos”.

En este sentido, el alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, ha subrayado que “estos conocimientos complementan la instalación de los desfibriladores y refuerza la seguridad y la cardioprotección en nuestra Villa” y “marcarán una diferencia vital para miles de vecinos y visitantes”.